Office Address
The Business Centre
132, My Street,
Kingston, New York 12401
United States
Phone Information
Phone: (+1) 234 567 89
Tel: +1-541-234-3010
Feel free to contact us!
We want to provide you with a great experience which is why we want to hear from you. Your feedback helps us bring you more of the events you love and the service you expect.

Si Morena quiere ganar en Jalisco, la apuesta debe ser con Toño Pérez, no hay otro.

En Jalisco, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador Morena,  ha sido pisoteado por Movimiento Ciudadano, le han faltado el respeto y no lo consideran una amenaza porque están confiados en que sus cartas fuertes para el 2024 serán los perdedores de Carlos Lomelí Bolaños y Ricardo Villanueva Lomelí.

El gobernador Enrique Alfaro expreso “de ser Carlos Lomelí y Ricardo Villanueva los candidatos de la oposición con miras a los comicios del próximo año, volverían a ser derrotados en las urnas, a esos ya lo pusimos en su lugar, pero si quieren los volvemos a poner”.

Hoy en medio del calor político sale un personaje que viene haciendo carrera para ponerle un alto a los que menosprecian a Morena, es Antonio Pérez Garibay, papa de Checo Pérez, de empresario salto a la Cámara de Diputados para ser la voz de los jaliscienses y hoy ya fijo una postura clara, quiere ser gobernador en su tierra.

En las elecciones del 2018 Antonio Pérez Garibay y Carlos Lomelí Bolaños compitieron juntos en la encuesta interna de Morena, en ese entonces Pérez Garibay pacíficamente acepto y cedió el paso a su compañero de partido, hoy los tiempos cambiaron y todo apunta a que esta vez no será así.

Pérez Garibay ya demostró que tiene la capacidad de unir fuerzas para sacar a Movimiento Ciudadano de Jalisco, es el único que puede ayudar a que Morena vaya en alianza con el Partido del Trabajo (PT) y hasta con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), pues le apuestan a su proyecto por no ser un político quemado y perdedor.

Antonio Pérez Garibay estaría garantizando el triunfo de Morena en Jalisco, por que representa a la clase trabajadora, a los deportistas, a los empresarios, a las madres solteras porque su mamá fue una de ellas, también se entiende muy bien con los campesinos y sobre todo con los que menos tienen.

Si Morena quiere ganar en Jalisco, la apuesta debe ser con Toño Pérez, no hay otro, de lo contrario estarían condenados a una derrota avisada, a una derrota que ya vivieron en el 2018 por confiar en un candidato que los jaliscienses no lo quieren volver a ver en ninguna boleta.

E incluso la mitad del territorio Jalisciense aprueba el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la encuestadora Mitofsky en su reciente informe reportó que un 51.4% de ciudadanos están a favor de la 4T, por lo que de llegar un candidato conciliador como Toño Pérez podría garantizar el triunfo.

Es muy probable que esta vez Toño Pérez no ceda, porque está recorriendo Jalisco al estilo López Obrador, casa por casa e incluso ha montado una estructura solida con ciudadanos y empresarios que lo está impulsando a no ceder a ningún acuerdo político.