Office Address
The Business Centre
132, My Street,
Kingston, New York 12401
United States
Phone Information
Phone: (+1) 234 567 89
Tel: +1-541-234-3010
Feel free to contact us!
We want to provide you with a great experience which is why we want to hear from you. Your feedback helps us bring you more of the events you love and the service you expect.

Mantienen en prisión a expolicía de Puebla por caso de tortura a Lydia Cacho

Una juez federal dictó formal prisión a Hugo Alberto Karam Beltrán, exjefe de la Policía de Puebla durante el sexenio de Mario Marín, por su implicación en las presuntas torturas a la periodista Lydia Cacho.

Angélica del Carmen Ortuño Suárez, Juez Segundo de Distrito en Quintana Roo, consideró que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó suficientes elementos para iniciarle un juicio por tortura.

Karam Beltrán permanecerá en el Penal Estatal de Cancún, ya que el proceso se inició bajo el anterior sistema de justicia por escrito, donde el delito que se le imputa es considerado grave.

La acusación señala que existía un aparato organizado de poder dentro del Gobierno del Estado de Puebla que planificó y ejecutó un plan sistematizado para castigar a la periodista por su investigación sobre trata de personas. Cacho había revelado nombres de personas involucradas en redes de tráfico de menores.

La detención de Hugo Alberto Karam Beltrán tuvo lugar el 13 de julio en Boca del Río, Veracruz, basada en una orden de aprehensión emitida en 2019 por el Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo, por el delito de tortura contra Lydia Cacho.

En 2005, la Policía de Puebla detuvo a la periodista en Cancún, bajo cargos de difamación y calumnia presentados por el empresario Kamel Nacif Borge, conocido como “El rey de la mezclilla”. Mario Marín era el Gobernador de Puebla en ese momento, y Hugo Adolfo Karam Beltrán era su jefe de la Policía Judicial del Estado.

Las investigaciones sugieren que la periodista fue trasladada desde Cancún hasta Puebla, donde habrían ocurrido las torturas atribuidas al ex jefe policiaco.

La Fiscalía señala que Karam Beltrán, bajo instrucciones de Mario Marín, organizó y ordenó a sus subordinados llevar a cabo actos de tortura como represalia por la publicación del libro de Cacho.

El empresario Kamel Nacif denunció a la periodista por su libro “Los demonios del Edén”, donde menciona su presunta participación en fiestas donde menores de edad eran víctimas de abuso.

Conversaciones telefónicas entre Mario Marín y el empresario salieron a la luz tras la captura de Cacho, en las cuales celebraban el castigo impuesto a la periodista.

Aunque Kamel Nacif está exiliado en Líbano, una orden de aprehensión contra él ya fue cancelada mediante un amparo, mientras que el ex Gobernador, Mario Marín, permanece en prisión en el Penal del Altiplano.